RAQUETAS, PERO NO DE TENIS… ¡¡NOS VAMOS A LA NIEVE!!

RAQUETAS, PERO NO DE TENIS… ¡¡NOS VAMOS A LA NIEVE!!

Amantes del frío y de la naturaleza, torpones del esquí y del snow, hemos encontrado un deporte que os puede reconfortar… ¡LAS RAQUETAS DE NIEVE!

Por si lo habéis visto en los dibujos, no valen las raquetas de tenis y no vale cualquier calzado, os contamos.

Si os gusta realizar deporte en familia o con amigos es ideal y no precisa de mucho material. Las raquetas se están poniendo de moda por el bajo coste del producto, por una cantidad que oscila entre los 60 y 100 euros ya se puede adquirir un par de raquetas, y principalmente su sencilla forma de utilización, el empleo de las raquetas es algo intuitivo que no requiere de un esforzado proceso de aprendizaje.

Se dice que su origen se remonta a unos 4.000 años antes de Cristo, los primeros pueblos que se trasladaron de Asia Central a América del Norte utilizaron éstas en el recorrido, extendiendo su uso a Alaska y Canadá una vez llegado a Norteamérica.

En Europa también se ha venido utilizando como medio de transporte en lugares como los Alpes y Pirineos, pero aquí se adaptaron a un terreno con más pendientes por lo que diseñaron su forma más pequeña y redondeada. Su uso se ha vuelto a ver a consecuencia del nacimiento del snowboard a finales del siglo XX permitiendo a las personas encontrar laderas vírgenes de nieve polvo.

Las raquetas de nieve están formadas por:

  • Una carcasa que es la base, el esqueleto de la misma, cuyo tamaño dependerá del peso que vaya a aguantar.
  • Unos crampones, unos pequeños elementos incorporados a las raquetas con la intención de facilitar la progresión en tramos con nieve dura o con una pendiente pronunciada.
  • Las alzas Son los elementos que nos van a permitir afrontar las pendientes de forma directa sin que los gemelos sufran un sobre estiramiento. Su empleo permite el apoyo horizontal del pie en las subidas.

 

¿Cómo deben ir mis pies?

  • Preferiblemente calzados con una bota de montaña (si es específica para nieve mejor) con materiales impermeables como el GORE TEX, ya que nuestros pies se sumergirán en la nieve.
  • Evitar llevar deportivas normales o demasiado blandas, puesto que en ellas se ancla la raqueta. La suela deberá ser antideslizante y con la mayor cantidad de dibujo en la suela para mejorar el agarre.
  • No podemos olvidarnos del calcetín, siempre que vayamos a la nieve, no nos olvidaremos buscarlos que sean elásticos y de algodón para preservar el calor.
  • Es posible que las cintas de sujeción nos molesten en el empeine o en la articulación del tobillo, por ello es importante encajar el pie bien dentro de la estructura para no tener que apretar en exceso las cinchas y sentirse lo más cómodo posible.
  • Este deporte requiere de poca técnica en cuanto a funcionamiento, pero aún así no podemos olvidar llevar nuestros pies bien protegidos y cuidarlos después de esta práctica.
  • Descalzar las raquetas es más laborioso que un esquí o una tabla de snow, pero es mucho menos agresivo y peligroso según se mire el terreno.

Cualquier duda, consulta con tu podólogo de confianza.

 

, , , ,
2019-01-25T11:57:15+00:00 25 enero 2019|