Utilizar calzado de hormas anchas y materiales naturales, claves para evitar dolencias en los pies durante las Fallas

Utilizar calzado de hormas anchas y materiales naturales, claves para evitar dolencias en los pies durante las Fallas

  • Desde el ICOPCV se ha señalado que problemas dermatológicos, como ampollas o laceraciones, junto con metatarsalgias son los más comunes en los pies durante estas fiestas.
  • Los podólogos recomiendan comprar el calzado fallero media o una talla más grande de lo habitual para evitar que el pie se vea presionado tras la dilatación que se produce al caminar durante un largo periodo de tiempo.

Con la llegada de las Fallas, desde el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) se ha recordado que los pies son la parte del cuerpo que más se ve afectada por las largas caminatas, especialmente, los de los falleros.

Por lo que se refiere al calzado de las falleras, desde el ICOPCV se ha destacado que es importante hacerse un calzado a medida con una horma ancha para que el pie no sufra por la presión. Además, es importante escoger materiales cómodos y naturales como la piel, aunque después se forren en tela. El tacón debe ser ancho y no sobrepasar los 3 cm de altura. La mejor opción para falleras es el uso de calzado abotinado o los botines.

El pie va a estar sometido a más peso de lo habitual ya que nuestros trajes suelen pesar por la riqueza de sus telas. Esto unido a la cantidad de pasos que vamos a dar hace necesario  que escojamos media  talla o una más de la habitual porque el pie se dilatará y necesita más espacio para estar confortable y evitar presiones innecesarias”, ha explicado Ana Lloret, podóloga y vocal de la junta directiva del ICOPCV.

En relación a los zapatos de las niñas, es imprescindible optar por modelos que confieran buena sujeción con alguna tira en el empeine.

En el caso de los chicos, tanto adultos como niños, deben llevar un calzado cómodo y ancho con una buena suela de goma con cierto grosor, antideslizante y que les sujete el pie.

Una máxima en la vida de nuestros pies debe ser su confort y, para ello, debemos alternar el calzado usando ,en los actos que se pueda como son los pasacalles, un calzado tan típico como la espardenya. Ésta nos ayudará a descansar del zapato de tacón, intentaremos que lleve un poco de cuña en el caso de las falleras para así acomodar mejor la espalda y piernas”, ha subrayado Ana Lloret.

Desde el ICOPCV también se ha incidido en que en el caso de que el fallero o fallera use soportes plantares (plantillas), deben ser utilizados en este período ya que es una de las épocas en las que más se camina.

Ana Lloret ha explicado que los problemas más comunes en estos días suelen ser sobre todo de tipo dermatológico como rozaduras, laceraciones y ampollas, junto con metatarsalgias (dolor en la parte delantera del pie).

Tenemos que recordar que unos pies sanos y sin dolor nos van a permitir disfrutar mucho más de las Fallas. Así que, en caso de aparecer molestias o problemas en la piel debemos acudir al podólogo para poder finalizar las fiestas sin problemas”, ha incidido.

Por otro lado, desde el ICOPCV se recomienda que durante estos días se preste especial atención a la higiene de los pies porque van a sudar y trabajar más de lo habitual. En este sentido, se recomienda darse baños alternando agua fría y caliente para rebajar la inflamación y, tras la higiene con jabón, secar bien los pies, especialmente entre los dedos, e hidratarlos masajeando para reactivar la circulación. También es importante, en este momento utilizar un calzado de descanso como zapatillas deportivas o zapatos cómodos y anchos con buena amortiguación.

2019-03-13T11:52:21+00:00 13 marzo 2019|