Nueva condena por intrusismo en la Podología en la Comunidad Valenciana

Nueva condena por intrusismo en la Podología en la Comunidad Valenciana

  • El acusado tenía un centro de pedicura-manicura en Ontinyent, en el que asesoraba sobre la salud de los pies, realizaba estudios de la pisada y utilizaba en el desarrollo de su trabajo herramientas punzantes propias de la Podología.
  • El ICOPCV solicita la ayuda urgente para combatir el intrusismo que afecta principalmente a los pacientes que se creen en manos profesionales, cuando no es así y puede verse comprometida su salud.
  • Desde 2017, el ICOPCV ha iniciado acciones legales para perseguir la actuación de personas no tituladas que realizan estudios de la pisada o tratan alteraciones en los pies por incurrir en un delito de intrusismo en la profesión.
  • En el último año y medio se han interpuesto 3 condenas por intrusismo en la Podología en la provincia de Valencia.

El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha informado de que el juzgado de lo Penal nº6 de Valencia ha interpuesto una nueva condena por intrusismo en la Podología.

El fallo, que todavía no es firme, corresponde a una querella interpuesta por el ICOPCV contra JM. S. D., que ejercía en un establecimiento de Ontinyent realizando supuestamente pedicuras y manicuras y, sin embargo, también desarrollaba tareas propias de un podólogo sin tener el pertinente título universitario de Podología.

Según pudo saber el Colegio de Podólogos, éste ejercía al menos desde 2017 y tras una investigación pudo saberse que el acusado prestó servicios a varios clientes consistentes en asesoramiento sobre la salud de los pies, consejos para mejorar la marcha, realizó vendajes, estudios de la pisada y utilizó instrumental que únicamente corresponde utilizar a los graduados en Podología como son instrumentos punzantes, cortantes y bisturíes que únicamente pueden utilizar los graduados en Podología. El acusado deberá pagar una multa de 2.340 €.

Esta sentencia es un paso más en la defensa de los derechos de los pacientes. Todavía hay personas que desconocen que pedicura y quiropodia no son lo mismo. El primero es un acto meramente estético y el segundo se trata del cuidado o atención sanitaria de alteraciones de los pies. Esto debe cambiar y, para hacerlo, es necesaria la ayuda de la Conselleria de Sanidad”, ha explicado Maite García, presidenta del ICOPCV.

El intrusismo no sólo es una falta de respeto a profesionales sanitarios, sino que es un peligro para la salud de las personas. Además de por desconocimiento, también se da porque las personas con menos recursos no pueden permitirse un podólogo privado se dejan llevar por no profesionales que les cobran mucho menos, eso sí, con una seguridad y conocimientos de la salud de sus pies, nulos”, ha asegurado Maite García.

Desde 2017, el ICOPCV ha iniciado acciones legales para perseguir la actuación de personas no tituladas que realizan estudios de la pisada o tratan alteraciones en los pies por incurrir en un delito de intrusismo en la profesión. En el último año y medio se han interpuesto 3 condenas por intrusismo en la Podología, 2 de ellas en la localidad de Ontinyent y una en Alfafar. Desde el ICOPCV se ha asegurado que continuarán denunciando todos aquellos casos de los que sean conocedores como medida de protección tanto para los pacientes como de la propia profesión. Se ha señalado que para que el paciente pueda cerciorarse de que se pone en manos de un profesional cualificado es imprescindible comprobar que dispone de número de colegiado. Si se detectara algún caso que hiciera sospechar de alguna irregularidad en este ámbito, puede contactarse con el ICOPCV a través de su web www.icopcv.org y se realizará un estudio del caso.

2020-12-29T12:16:22+00:00 10 diciembre 2020|