Los podólogos refuerzan sus medidas de protección para realizar las consultas de forma segura

Los podólogos refuerzan sus medidas de protección para realizar las consultas de forma segura

  • El ICOPCV ha señalado que es muy importante que los pacientes de riesgo, como diabéticos o personas mayores, acudan a su podólogo para realizar una revisión y evitar problemas derivados en los pies de sus patologías crónicas.
  • Se ha destacado que los pacientes deberán ser puntuales, llevar mascarillas y acudir solos a la consulta.
  • A partir de esta semana podrán abrir sus clínicas y sólo se atenderá bajo cita previa.
  • La presidenta del ICOPCV ha lamentado que los podólogos serán una de las profesiones sanitarias más afectadas económicamente por la crisis del Covid-19

A partir de esta semana las clínicas podólogicas pueden volver a abrir sus puertas y desde el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos (ICOPCV) se ha comunicado que todos los centros reforzarán sus medidas de protección para pasar consulta siguiendo los estándares de seguridad establecidos para garantizar la protección tanto de pacientes como de los profesionales.

Los pacientes deben acudir con tranquilidad a la cita con su podólogo para tratar los asuntos que sean oportunos, sabiendo que en la Comunidad Valenciana todas las clínicas incrementarán sus medidas de protección para ofrecer una atención segura. Llevamos confinados casi dos meses y es muy importante en estos momentos una revisión y atención de los pies de las personas de riesgo como suelen ser las diabéticas o personas mayores que carecen de movilidad para hacerse una revisión adecuada de los miembros inferiores”, ha explicado Maite García, presidenta del ICOPCV.

Esto es clave para evitar que empeoren los casos derivados de patologías crónicas como la insuficiencia venosa, problemas circulatorios, úlceras, etc.”, ha continuado Maite García.

Se ha recordado a los pacientes que deben ser puntuales en su cita, no acudir ni antes ni después para no estar en contacto con otras personas; no podrán acudir acompañados; y no es necesario que lleven guantes puesto que sus manos serán desinfectadas nada más llegar a la consulta. Junto a esto, también serán protegido su calzado mediante el uso de calzas.

Por lo que se refiere al impacto que la nueva situación generará en la profesión, la presidenta del ICOPCV ha señalado que el 90% de los podólogos de la Comunidad Valenciana son autónomos o pequeñas empresas y puede generarles una situación muy complicada.

Va a suponer una pérdida económica importante porque los podólogos van a tener que invertir en medidas de protección y esto no se va a ver reflejado en un incremento de los precios de las consultas. Además, hasta que se retome de nuevo una rutina, las citas serán menores de las previstas en estas fechas.La Generalitat Valenciana debería tener todo esto en cuenta para paliar los efectos sobre los podólogos ya sea con ayudas directas o ventajas fiscales”, ha afirmado Maite García.

2020-05-04T15:19:12+00:00 04 mayo 2020|