La mala alimentación es causa de patologías en los pies

La mala alimentación es causa de patologías en los pies

  • El ICOPCV ha resaltado que la hiperuremia es una de las afecciones más molestas derivadas de un exceso de ácido úrico en el metabolismo.
  • Úlceras, problemas circulatorios, dolores en los tobillos o talones o aplanamiento de la bóveda plantar, son otras de las consecuencias en los pies de una alimentación inadecuada.

Con motivo de la celebración mañana 16 de octubre del Día Mundial de la Alimentación, el Ilustre Colegio Oficial de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha informado de que una mala alimentación afecta directamente a la salud de los pies provocando diverso tipo de patologías.

Una de las afecciones más comunes es la hiperuremia que aparece en personas con el ácido úrico elevado. El exceso de acido úrico se convierte en pequeños cristales que se acumulan en las articulaciones generando gran dolor en la movilización de las mismas. La articulación del dedo gordo suele ser la que más afectada se ve y llega, incluso, a confundirse con un juanete cuando en realidad lo que se está produciendo es un “ataque de gota”. Por ello, es muy importante nutrirse de forma equilibrada y evitar ese exceso de acido úrico en el metabolismo.

Otras enfermedades que pueden tener relación con una mala alimentación son el sobrepeso y la diabetes. Éstas pueden conllevar el desarrollo de úlceras en los miembros inferíos, problemas circulatorios, neuropatías, fascitis, espolón calcáneo, dolor en tobillos y talones o, incluso, aplanamiento de la bóveda plantar.

El exceso de peso genera distensión en las estructuras musculo-ligamentosas y esto afecta directamente a la capacidad de mantener en equilibrio todas las articulaciones del pie para su correcta función. Esto genera una sobrecarga y, además, provoca dolor”, ha asegurado Maite García, presidenta del ICOPCV.

Junto a esto, ha añadido que en personas con sobrepeso también hay tendencia a padecer uñas encarnadas, debido a que se crea mayor grosor del rodete que alberga la lamina ungueal y genera mayor presión provocando esta afección.

Desde el ICOPCV se ha incidido en que está demostrado que los excesos en la alimentación, abusos de alimentos grasos, procesados, mariscos y alcohol afectan a nuestro estado de salud en general y a la de los pies en particular. Por eso, se aconseja evitar el consumo de alcohol, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio varias veces por semana.

2020-10-28T10:50:57+00:00 15 octubre 2020|