Consejos para cuidar los pies si vas a realizar el Camino de Santiago

Consejos para cuidar los pies si vas a realizar el Camino de Santiago

  • La Corporación colegial publica un díptico con las recomendaciones para cuidar las extremidades inferiores al realizar esta popular actividad, que aumenta con la llegada del buen tiempo primaveral que se avecina
  • La visita previa al podólogo es especialmente importante ante cualquier duda, molestia y en caso de dolencias ya existentes como exceso de sudoración, hongos o helomas

Se acerca el buen tiempo primaveral y el Camino de Santiago es una de las actividades al aire libre que aumentan en estas fechas y donde los pies son grandes protagonistas. Por ello, el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha informado de que es importante seguir algunas recomendaciones para preparar los pies antes de las largas marchas y cuidarlos durante y después de las mismas. En este sentido, la hidratación de los pies la noche antes del inicio de cada ruta es uno de los consejos que recomiendan los profesionales.

Los pies son una de las partes del cuerpo que más sufren durante los largos trayectos que se recorren en el Camino de Santiago porque se someten a esfuerzos poco habituales. Por eso, se aconseja seguir algunos cuidados y visitar al podólogo antes de comenzarlo para prevenir lesiones, especialmente en los casos en los que existen dolencias previas como exceso de sudoración, hongos o helomas, entre otras.

Cuidados del pie antes de realizar el Camino de Santiago

El ICOPCV recomienda, entre otros cuidados, entrenar previamente en función de las etapas programadas, utilizar botas de trekking o de montaña, cortar las uñas ajustándose a la forma de las mismas y no dejar picos.

Justo antes de la salida

Para la noche previa, se recomienda hidratar los pies con crema. Otros consejos son evitar lavarlos con agua caliente antes de la ruta ya que favorece la aparición de ampollas, ajustar adecuadamente el calzado y el calcetín y proteger los roces, si los hubiera, con apósitos.

Durante la marcha

Entre otros consejos, el ICOPCV destaca utilizar calzado y calcetines habituales, no estrenarlos, caminar relajado, usar bastones para tener más estabilidad o descansar entre 5 y 10 minutos cada hora.

Tras finalizar cada día, es importante lavar y revisar bien los pies tras un secado minucioso para poder detectar posibles alteraciones. Los pies pueden recuperarse del esfuerzo en una sola noche si se aplica crema hidratante, se ponen en alto y se realiza estiramientos de su musculatura.

Más información: Patricia Berzosa
Prensa ICOPCV
T. 658 810 015 – prensa@icopcv.org

2018-06-06T15:09:25+00:00 22 febrero 2018|