Los pies son una de las partes del cuerpo más afectadas por la edad

Los pies son una de las partes del cuerpo más afectadas por la edad

  • El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana ha afirmado que el peso cargado durante años, la degeneración de los tejidos y las enfermedades crónicas propias de la Tercera Edad, como los trastornos de circulación o la diabetes, son las principales causas de su deterioro.
  • Los podólogos aseguran que la detección de anomalías de forma precoz es clave para la salud de los pies de las personas mayores, ya que cualquier dolencia puede afectar a su movilidad considerablemente.

El próximo lunes 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas de Edad. El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha destacado que en este grupo de la población es fundamental cuidar sus pies y mantenerlos con una salud óptima para que tengan mayor calidad de vida y menos posibilidades de que vean limitada su movilidad.

Los pies son una de las partes del cuerpo que más acusan el paso del tiempo por tres motivos principalmente: por el peso cargado durante toda la vida, por la degeneración de los tejidos músculo-ligamentosos y por las enfermedades crónicas o propias de la Tercera Edad como son el déficit de circulación o la diabetes.

Hay que tener en cuenta que los pies son los que sujetan nuestro cuerpo y tanto el paso del tiempo como el peso que soportan les acaban afectando. Por eso, con el paso de los años, esta estructura tan compleja, con tantas articulaciones, es una de las que más se ve afectada”, ha afirmado Maite García, presidenta del ICOPCV.

Es muy importante tener en cuenta que con el paso de los años se sufre una pérdida de colágeno y otras sustancias que son las que mantienen firmes los tejidos músculo-ligamentosos y, por ello, esa degeneración da lugar a una distensión de esos tejidos causando un aplanamiento del pie”, ha explicado Estefanía Soriano, vicepresidenta del ICOPCV.

Algunas de las afecciones más comunes en los pies de las personas mayores son la falta de hidratación en la piel o las alteraciones en las uñas.  “Las uñas pueden empezar a engrosarse, a tener una tendencia curva y producir uñas encarnadas. Ante una pequeña lesión o herida hay que controlarlo rápidamente porque suelen tener problemas de cicatrización. Además, comienzan las molestias como la fascitis o problemas de desgaste articular como la artrosis”, ha continuado Maite García.

Además, desde el ICOPCV se ha insistido en que detectar cualquier anomalía de forma precoz en las personas mayores es fundamental para evitar que se resienta su movilidad. Los expertos han señalado que la utilización de plantillas realizadas a medida por un podólogo suelen ser una buena opción para distribuir mejor el peso del cuerpo y es una herramienta que les confiere mayor estabilidad.

También recomiendan que las personas de la Tercera Edad utilicen un calzado con buena sujeción, antideslizante, de suela gruesa y sin costuras para evitar que se generen rozaduras.

 

Para más información: Patricia Berzosa
Prensa ICOPCV
T. 658 810 015 – prensa@icopcv.org

2018-10-02T12:02:17+00:00 28 septiembre 2018|