¿Cómo afecta el calor a los pies?

¿Cómo afecta el calor a los pies?

 

  • El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana ha explicado que las altas temperaturas pueden provocar hiperhidrosis, hinchazón de los pies y tobillos o grietas en los talones, por la mayor sequedad, entre otras dolencias.

 

  • Los podólogos recomiendan utilizar un calzado fresquito, que transpire bien, y realizar baños fríos en los miembros inferiores al acabar el día. Aunque esto es sólo aconsejable en personas sin patologías severas circulatorias.

 

Valencia 25 de julio de 2022.- El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha destacado que las altas temperaturas de la época estival también pasan factura a los pies.

 

Entre las afecciones más comunes están la hiperhidrosis (exceso de sudoración), la hinchazón de los pies y tobillos porque con el calor los vasos sanguíneos se dilatan y es más costoso el bombeo de sangre desde las extremidades hasta el corazón, la aparición de infecciones por bacterias u hongos, así como las grietas en los talones que aparecen porque hay mayor sequedad en la zona debido a las temperaturas y el uso de un calzado abierto.

 

También tenemos que tener en cuenta que otra de las consecuencias del calor es que al usar un calzado abierto, las personas que utilizan habitualmente tratamientos ortopodológicos como las plantillas no los pueden colocar en las sandalias. Esto hace que tiendan a reproducir las patologías que tenían”, ha explicado Maite García, vicepresidenta del ICOPCV.

 

En época de calor, los podólogos aconsejan el uso de un calzado fresco, transpirable, que sujete el pie e hidratarlo a diario pero evitando el espacio interdigital (si lo hacemos, puede macerar y propiciar la aparición de hongos).

 

Aquellas personas que padezcan de problemas de sudoración es útil que usen medios preventivos como antitranspirantes y astringentes para evitar que se altere el ph de la piel y que comiencen las posibles infecciones por bacterias u hongos que acaban siendo un problema al final de verano y requerirán ser tratadas”, ha continuado la vicepresidenta del ICOPCV.

 

También se recomienda dar baños fríos al acabar el día en los miembros inferiores. Además, también es interesante después de caminar un rato, sentarse y levantar los pies por encima de la cintura para favorecer el retorno venoso.

 

Estos baños fríos sólo son aconsejables en personas que sientan hinchazón o quemazón en la zona porque tienen una retención de líquidos o trastorno de circulación leves. Sin embargo, no es aconsejable en personas con trastornos de la circulación más severos porque tienen alterada la sensibilidad y al contacto con mucho frío se pueden quemar”, ha afirmado Maite García.

 

 

Más información: Patricia Berzosa
Prensa ICOPCV
T. 658 810 015 – prensa@icopcv.org

2022-07-26T12:46:41+00:00 25 julio 2022|