ECOGRAFÍA EN EL PIE

ECOGRAFÍA EN EL PIE

Las pruebas diagnósticas suponen un elemento de gran importancia para la exploración y conclusión diagnóstica de las dolencias que refieren nuestros pacientes. Nos permiten conocer con detalle aquello que sólo podemos intuir por la clínica o la sintomatología.

Entre las posibilidades que tenemos a nuestro alcance se encuentra la ecografía.

La optimización de los transductores de alta frecuencia permite realizar estudios más precisos en el pie, suponiendo una puerta de acceso visual, económica y directa a las zonas internas del pie.

Con ello podemos realizar estudios de las partes periféricas de las articulaciones, tendones, ligamentos o la aponeurosis plantar. Nos ayuda a localizar cuerpos extraños aun cuando éstos sean radiotransparentes,

Sin embargo, para que la prueba sea valorable debe realizarse con un profundo conocimiento de las estructuras anatómicas que se están explorando, conocer sus condiciones de normalidad para de este modo identificar patrones patológicos durante la exploración.

La ecografía debe poder constituir un complemento del estudio radiográfico simple, puesto que queda limitada por las estructuras óseas.

Por un coste moderado, podremos dilucidar elementos capsuloligamentarios, sinoviales, entre otros.

Ventajas de la ecografía

Examen de fácil acceso que puede realizarse en tiempo real.

Esta prueba no invasiva es además inocua para el paciente y el operador.

Los estudios tienen un coste relativamente bajo.

La principal ventaja radica en el estudio dinámico de una determinada estructura, como por ejemplo el deslizamiento de un tendón en su vaina.

Para el diagnóstico en directo, es fundamental que el examen esté realizado por un podólogo o médico y no por un técnico.

Inconvenientes de la ecografía

El operador debe tener un conocimiento amplio y preciso de la anatomía interna a estudiar.

La curva de aprendizaje es larga, interpretar las imágenes y seguir los protocolos exploratorios correctamente es fundamental para que los resultados sean reproducibles.

El avance de los equipos ecográficos obliga a mantenerse al día sobre los controles como la focalización, curvas de ganancia, etc. Que influyen en gran medida en la calidad de la imagen.

Los conocimientos no se deben improvisar, sino que deben ser fruto de una formación rigurosa.

La anisotropía, variaciones de la imagen a interpretar según la dirección en las que son examinadas por diversos factores, pueden dar lugar a interpretaciones erróneas de la imagen.

La ecografía no puede llevarse como único método de examen, a riesgo de obviar una anomalía subyacente, por ejemplo, de tipo tumoral. Su asociación con una radiografía complementa en gran medida el estudio por imagen.

Lo que la ecografía de pie y tobillo supone

El estudio de las regiones periarticulares, lesiones ligamentarias, tendinosas, aquellas presentes en la aponeurosis plantar, etc. Se aprecian muy bien con esta técnica cuando se realiza adecuadamente. Es importante resaltar la necesidad de poderla complementar con un estudio radiográfico.

La posibilidad de determinar el lugar exacto de la lesión y el estadio de gravedad permite abordar el problema de un modo más eficiente.

Su bajo coste e inmediatez del estudio, constituyen claramente una ventaja en la valoración clínica de una lesión en consulta.

¿Necesitas saber más? Consulta con tu podólogo.

,
2018-11-16T13:55:08+00:00 16 noviembre 2018|